miércoles, 23 de diciembre de 2015

#07 El vídeo resumen del viaje por los Balcanes (On the road)



Este es el resumen del viaje que hice con mis amigos por los balcanes. Empezamos en Macedonia y pasamos por Kosovo, Macedonia, Bosnia-Herzegovina y Albania.




Más detalles en las publicaciones del viaje por los Balcanes.



jueves, 17 de diciembre de 2015

Marruecos#03 Vídeo resumen del viaje.


Este es el vídeo resumen de mi viaje por Marruecos en noviembre del 2015. Empezamos en Fez y pasamos por Meknes, Rabat, Casablanca y Marrakech.





Mas información en los pots del viaje a Marruecos.






miércoles, 9 de diciembre de 2015

Marruecos#02 Presupuesto y gastos (Nov. 2015)


TRANSPORTE

Avión
Rynair tiene vuelos desde 19€ a Fez y Marrakech desde Madrid (España), pero suele ser entre semana, por lo que nosotros al volar en fin de semana la ida y vuelta nos salió por 100€ cada uno.

Tren
Nos movimos en tren para ir a cada ciudad. El billete mas barato fue de Fez a Meknes que fueron 20D (2€) y el mas caro de Rabat a Casablanca 90D (9€)

Transporte público
Marruecos tienen dos tipos de taxis: Los que tienen el enorme Mercedes, que entran una familia al completo y te hacen recorridos por los alrededores de las ciudades, y luego están los Petit Taxi, que como su nombre indica, son los pequeños y son para moverte por la ciudad. 

Vivimos diferentes situaciones en función de la ciudad. En Fez y Rabat, nos trataron bien y usaban el taxímetro. Cuando lo hacen, es baratísimo moverse en ellos. En Casablanca no hubo manera de convencer a ningún conductor porque todos se negaban a usar el taxímetro y te pedían el triple o mas por un trayecto.

Tranvía
En Casablanca tienen tranvía y lo usamos un par de veces. Es muy moderno y barato. 

Autobús
Es el medio mas barato de todos, pero el más complicado de usar cuando viajas, porque está muy mal indicado y no está hecho para el turista, por suerte viajaba con una francoparlante y en Marrakech fuimos desde la estación de tren al centro de la ciudad por un precio ridículo. Una vez situados, esta ciudad tiene una red de buses muy bien organizada y tiene paneles de información para moverte sin problemas por poco dinero. Además, tiene un bus al aeropuerto que sale cada hora y cuesta 30D (3€). Pocas ciudades tiene este servicio tan bien indicado. Un diez para Marrakech.

ALOJAMIENTO

En este aspecto nos gastamos mas de lo que estoy acostumbrado por alojarnos en habitaciones privadas, por lo que en Fez y Marrakech estuvimos en Riad (las típicas casas marroquíes). Aún buscando las mas baratas, el precio fue de 30€ y 22€, respectivamente. Que dividido entre dos, no fue mucho.

En Rabat y Casablanca, los precios se disparaban y busqué alojamiento en la web de airbnb. En la capital encontramos por 20€ un apartamento entero para nosotros y en Casablanca una habitación por el mismo precio. 

En Hostelworld pude encontrar hostales con literas por menos de 10€ la noche en Fez y Marrakech, pero en cambio en las otras dos ciudades no tienen nada similar.

COMIDA

El precio también varió en función de la ciudad. Mientras que en Fez comíamos por 70D y 100D en restaurantes, en la calle había puestos de bocadillos por 10D. En Rabat los precios de los platos se redujeron un poco (50D). Aquí probé la sopa Harira, muy barata y con un montón de pan, es deliciosa. En el resto de ciudades dependía de si te metías en sitios más turísticos, pero el coste oscilaba en esos precios.

Los cafés y refrescos solían ser 10-12D (1€). La parte mas complicada era beberse una cerveza, ya que está restringido a pocos establecimientos y los precios por cerveza oscilaban alrededor de 30D (3€) la mas barata.


***Precios a noviembre del 2015***



viernes, 27 de noviembre de 2015

Marruecos#01 - Resumen en fotos.




Este es un resumen del viaje que recorrí en una semana por Marruecos. El recorrido empezó en Fez, después pasamos por Meknes, Rabat, Casablanca y terminamos en Marrakech.

1. Fez.

La Medina de Fez sin duda fue la que más me gustó de las cuatro ciudades. Lo más parecido que había visto antes a estas laberínticas callejuelas es el Albaicín en Granada. Un pueblo dentro de la ciudad, porque, sí, también tienen su parte nueva, la urbe tal cual la conocemos con su intoxicante tráfico, sus restaurantes fast-food y sus centros comerciales. En cambio, la Medina es un entramado de calles donde emergen los comerciantes y artesanos de toda la vida.



2. Meknes

Esta pequeña ciudad tiene una monumental muralla donde se encuentra un pequeño palacio que se visita (sin guía) en cinco minutos. Es indudable su calidad arquitectónica, las decoraciones del único habitáculo visitable, pero ¿merece la pena parar en esta ciudad? No estoy seguro porque mi visita fue como un relámpago, pero cuando estaba preparando el viaje, leí que sí. Quizás me faltó algo.




3. Rabat

La Kasbah de Rabat junto al mar me pareció lo más acogedor de la capital marroquí. Después de que fuera insufrible sacar la cámara de fotos por la Medina, debido a que, o bien te gritaban y se cabreaban porque que no querían salir en una foto, o bien te pedían dinero por retratar su tienda de alfombras o bolsos de cuero. La Kasbah, si no pillas un autocar lleno de turistas, se hace apetecible andar por sus callejuelas entre muros blancos y azules que le dan un toque muy armonioso al lugar.



4. Casablanca

La Mezquita de Hassan II es lo único que merece la pena ver en una ciudad que llevó su nombre a la cúspide de la historia cinematográfica. Una urbe de más de tres millones de habitantes que conducen con prisas, sin respetar señales, a lo que hay que añadir una mafia de taxistas que no nos quisieron llevar con taxímetro porque éramos extranjeros (y menos mal que viajaba con mi amiga francoparlante), por lo que gracias a ellos recorrimos las largas y aburridas avenidas andando.



5. Marrakech

Me quedo con la ciudad en sí. Desde la famosa plaza Jemaa el-Fnaa, que es el centro neurálgico de la ciudad, donde hay vendedores de todo tipo: comediantes, músicos, encantadores de serpientes , en definitiva: "vende humos", hasta sus callejuelas donde los motoristas iban a toda velocidad. Marrakech recibe demasiado turismo y tanto los alrededores de la plaza como su zoco eran agotadores, pero al salir de la concentración turística me hizo sentir muy bien y, en ocasiones, me recordaba al desorden y sin sentido que viví en la India y, llamadme loco, pero eso me gustó.





En breve, un resumen de los gastos habituales por Marruecos. Un país que tiene contrastes grandes en cuanto precios. Hostales a precios europeos y bocadillos a pie de calle por céntimos. Líneas de transporte tan modernas y puntuales como las de Marrakech como la mafia de taxis que vivimos en varias ciudades. Había momentos que no sabía por dónde coger a este país...






viernes, 30 de octubre de 2015

Roma - Aeropuerto Ciampino



"Solo se puede perder un avión, si se viaja. Esto en la oficia no pasa". Este fue mi consuelo tras perder mi vuelo de vuelta a España. A pesar de tener que esperar diez horas en un aeropuerto tan pequeño como el de Ciampino y haber pagado cien euros más para conseguir el siguiente vuelo de Ryanair a Madrid.

sábado, 1 de agosto de 2015

#Si no viajo, leo... Un millón de piedras de Miquel Silvestre


Mi nueva sección en la web serán los libros relacionados con viajes. Espero que os enganchen tanto como a mí.


"Un millón de piedras" podría ser una aventura más de un motero loco que se va a África a recorrer sus nefastas carreteras y conocer de primera mano la idiosincrasia de este continente, pero en realidad Miquel Silvestre se busca a sí mismo en cada desventura y visicitud que encuentra entre tanta piedra en el camino.

Llegué a Miquel Silvestre a través de la web de Diario del viajero, una referencia en el sector, y no sé por qué, quizás por su manera de relatar sus aventuras me atrajo, ya que no soy motero, ni siquiera he cogido este vehículo en mi vida. De hecho, me resultan incómodas y peligrosas, así que no tenía nada en común con Miquel. Solo el amor por viajar por carretera y huir, en la medida en que se pueda, de los aviones. 

Tras varios relatos en los que Miquel se encontraba buscando una calle dedicada a un embajador del rey Enrique III (Ruy González de clavijo) en Samarcanda, empecé a seguirle en su web, ya que me di cuenta de que escribía en diferentes blogs y en cada uno de ellos relataba sus aventuras en un rincón diferente del mundo. Para centrarme y conocerle más de cerca decidí comprarme su libro "La emoción del nómada" en la que cuenta su viaje desde España a Samarkanda. 

"La emoción del nómada" es una aventura de un viaje como él mismo reconoce, inexperto, que viajó sin visados y se encontró con una de las mayores ridiculeces que existen como son las fronteras que solo fomentan la corrupción y un saqueador de dinero para los turistas. 

Su éxito le ha llevado a producir la serie en TVE recorriendo Suramérica y escribiendo de nuevo otro libro, con el mismo título, "Diario de un nómada" (libro, por cierto, que me ha regalado mi amiga Aurora y pronto empezaré a leer). 

Durante su viaje por África se dedicó a escribir sus anécdotas en un cuaderno para luego convertir todos esos recuerdos en el libro "un millón de piedras". Mientras lo leía estuve mirando el mapa cada dos por tres para situarme en el recorrido que hizo desde Kenia hasta Sudáfrica. Viviendo in situ las piedras con las que un blanco en este continente tiene que lidiar. Fronteras con policías corruptos. Hostales de mala muerte. Miradas amenazantes. Miquel relata sus aventuras con una total visceralidad que te hace sentir en propia piel lo que él vivió en su viaje.

El eje de la historia es el accidente que sufre con la moto que a punto estuvo de costarle la vida. Después, nos salta al momento en el que decide solicitar un año sabático en su trabajo en oficina y nos cuenta el por qué su decisión de coger la moto y viajar. 

Como dice en su contraportada: "En estas páginas no están las nieves del kilimanjaro, las puestas del sol en el Serengueti [...] Pero sí hay voces nativa que cuentan historias de una belleza sencilla en una de las zonas más descarnadas del planeta"

Si deseas entrar en el mundo de Miquel, puedes adquirir sus obras en su web.








lunes, 27 de julio de 2015

Libro publicado: Mochilero de provincias. De Europa a Asia.




Después de muchas versiones y dolores de cabeza para entender cómo funcionaba el createspace de Amazon, he logrado publicar mi relato de la aventura que comenzó este blog, es decir, he autopublicado mi relato.

He de reconocer que la gestión de Ceatespace es muy buena y es intuitiva, una vez que lo trasteas un poco. Autopublicar es fácil y la calidad del material final es más que decente, así que el ego de uno se siente todo un profesional al recibir sus copias en casa.


Mi aventura empezó hace casi dos años, en concreto el 30 de septiembre del 2013. Decidí coger la mochila e irme por Europa haciendo autoestop y durmiendo en casas ajenas gracias al couchsurfing. Desde Donosti hasta Estambul. Un mes en Turquía y cogí un avión que me llevó a Nepal. Despues vino India y el sureste asiático. Tailandia, Laos, Vietnam y Camboya.

Una aventura de siete meses reducida en estas páginas que me ha llevado mas de un año escribir y editar.

Como el sistema de publicación tiene diferentes criterios si el libro está con fotos o sin ellas, he publicado las dos versiones para que sea apta a todos los bolsillos. Mis beneficios, a pesar de la diferencia de precios no se diferencia (Amazon power), por lo que si decides comprar el libro con fotos, no lo hagas porque mi bolsillo se va a beneficiar mas. Hazlo porque quieres ver fotos de mi viaje junto a los relatos y poner caras a la gente que me acompañó y me ayudó durante esta locura.

Para comprar el libro (con FOTOS): aquí.
Para comprar el libro (SIN fotos): aquí.


domingo, 26 de julio de 2015

Mi Manchester. Microrelatos de un inmigrante.



Microrelatos autobiográficos con toques de humor de las diferentes situaciones que viví durante mi etapa en Manchester.

Están divididos en cinco temas: Hotel, cuando tuve que limpiar habitaciones de Housekeeper (limpieza de habitaciones); Bodas, grabando bodas islámicas; La Agencia, las largas jornadas laborales para una empresa temporal; Supermercado, el turno de noche reponiendo en el pasillo de comida precocinada; y Amigos, las anécdotas de mis inseparables amigos que fueron una piña durante mi estancia mancuniana.

Mi Manchester, es la vida de un inmigrante español en tierras inglesas vistas con humor y nostalgia.

A la venta en Amazon.

jueves, 2 de julio de 2015

Galicia #03 - Vídeo resumen


Tras cada viaje, siempre hay imágenes que recordar. Este es mi pequeño homenaje a esas tierras gallegas durante mis cuatro días de viaje.





jueves, 25 de junio de 2015

#06 Ruta Balcanes... 5 mejores lugares.

Este es mi resumen de los cinco mejores sitios que visitamos en nuestra ruta de los Balcanes.  Cinco fotos que filtran una larga semana... on the road.

1. KOTOR, Montenegro

Si duda la Bahía de Kotor es de lo mejor del viaje. Las montañas, el mar, el puerto, la ciudadela... por algo es un sitio muy turístico, pero, aún así, las cervezas de medio litro costaban un euro.




2. EL PARQUE DE DURMITOR, Montenegro.

Seguimos en Montenegro y es que tanto el sur (kotor) como el norte es imprescindible. Tiene una larga lista de rutas de senderismo tanto a pie como en bicicleta. Una maravilla.




3. MOSTAR, Bosnia-Herzegovina.

Sí, es un puente reconstruido y sus calles adyacentes (no aptas para ir en chanclas) están llenas de tiendas de recuerdos, pero el río tiene un alma especial y la mezcla de edificios junto a la montaña le dan el toque esencial para estar entre los primeros.




4. SARAJEVO, Bosnia-Herzegovina

Reconozco que no salí entusiasmado de la ciudad. El centro es pequeño y está lleno de ocio para el turista, es decir, tiendas con camisetas y ceniceros (Yo soy un austero y no compro nada de estos sitios). Ahora bien, su interés deriva de su historia reciente y pasada, como el Puente Latino (imagen) donde asesinaron al heredero del imperio Austrohúngaro en 1914.





5. PEJA, Kosovo

Cerca de la capital de Kosovo, conocimos a un párroco asturiano que llevaba más de diez años en Albania. Nos recomendó un par de monasterios que era lo único que merecía la pena de este país, ya que la capital, Prishtina, como luego corroboramos, no tiene nada de interés. La imagen pertenece al monasterio de Peja.





6. SKOPJE, Macedonia.

Quien dice cinco, dice seis. Y es que la capital de Macedonia fue el lugar donde aterrizó nuestro avión y desde donde despegó para, así, finalizar nuestra ruta por los Balcanes. Creo que de todas las capitales que visitamos es la que más chicha tiene. Sus puentes llenos de estatuas (no he visto una ciudad con tantas), su fuerte (o muralla, porque es lo único que sigue en pie) y el bazar son los imprescindibles de esta moderna ciudad.









domingo, 31 de mayo de 2015

#05 Ruta Balcanes... Bosnia y Herzegovina

Mostar, Bosnia Herzegovina.
Bosnia Herzegovina fue uno de los países que más sufrió durante la guerra. Tanto Sarajevo como Mostar nos suenan por los enviados especiales que estuvieron como corresponsales. Sin embargo, ahora la capital Bosnia es una ciudad muy turística y Mostar un pueblo (patrimonio de la humanidad) al que hay que visitar sí o sí.

En dos días esperamos visitar ambas ciudades. En Sarajevo tenemos intención de contactar con su free tour y Mostar, es tan pequeña, que lo único que hace falta es ir al puente, donde parece que hay locales buscando dinero apostando a que van a saltar al río (!) Habrá que verlo.

Datos: Moneda: Marco Bosnioherzegovino.

Lugares de interés:

Sarajevo: Free tour - Casco viejo (Bascarsija) - Sebilj Brunnen (fuente) - Tunel de guerra (Museo) - Galería 11/07/95 (Exposición) - Brusa-Bezistan - Puente Latino  -
Mostar: Stari Most (Puente viejo) -

Links:

Wikipedia - Web Gastasuelas - Visit-sarajevo -

Vídeo (Curioso Timelapse):



jueves, 21 de mayo de 2015

#04 Ruta Balcanes...Montenegro


Sveti Stefan, Montenegro
Montenegro es el país que más me atrae de todo el recorrido. Su geografía anida montañas al norte, donde incluso hay estaciones de esquí, hasta magníficos pueblos con playas y puertos marítimos. Ademas, sus cortas distancias nos facilitará recorrer las principales ciudades. 

El viaje estaba previsto solo de ida, es decir, aterrizar al sur de los balcanes, viajar por diferentes ciudades y volvernos cogiendo un avión en el norte (también podría haber sido al revés, de sur a norte), pero como vamos a alquilar un coche (nuestro medio de transporte favorito) no podemos hacer la ruta de este modo. Debido a que estos países no pertenecen a la unión europea y no tienen ningún acuerdo entre ellos, tenemos que coger el coche en el mismo sitio donde tendremos que devolverlo. Por lo tanto, nuestra ruta es circular.

Este motivo nos lleva a pasar dos veces por Montenegro y Kolasin será nuestra primera visita a este país. No voy a engañar a nadie, hemos elegido esta ciudad porque nos pilla de paso hacia Bosnia. No sé muy bien qué nos esperará. La ciudad no tiene mas de dos mil habitantes y por lo que he leído su atracción turística es la estación de ski cercana. A la que no visitaremos.

A la vuelta estará la parte más atractiva: La costa de Kotor, Budva, Sveti Stefan y la capital Podvorica.  


Datos:
La lengua oficial es el montenegrino, pero parece que hablan de todo, menos castellano.
Moneda: Euro.

Lugares de interés: (sobre todo, su entorno y naturaleza)
Kotor: La bahía de Kotor - Old city - Castillo San Giovanni - Iglesia St. Nikola -
Budva: Citadel - El puente del río Tara -

Links:

-Wiki (Montenegro) - Wiki Podvoriga - Web Los viajeros - Tripadvisor -

Vídeo (Publicidad retro):





jueves, 14 de mayo de 2015

#03 Ruta Balcanes... Kosovo

La estatua titulada NEWBORN(Recién nacido en inglés) fue inaugurada como símbolo de ladeclaración de independencia de Kosovo, el 17 de febrero de 2008. (wikipedia)

Kosovo es uno de esos lugares en tierra de nadie, o quizás, sí, en su propia tierra, pero que no todos reconocen independiente, como el gobierno español. Ni siquiera entre su propia población, ya que unos tiran hacia Serbia, otros a Albania y otros ni saben. Como si fuera el juego de la cuerda. ¿Qué nos espera?


Pristina

Con un 90% de musulmanes en la capital, lo que más veremos serán mezquitas, si duda. No parece una ciudad grande por lo que esperemos que con el poco tiempo que estaremos nos de tiempo a dar una vuelta por el centro y probar sus cervezas locales.


"Prizren City from the Castle" by Bleron Çaka - Own work. Licensed under CC BY-SA 3.0 via Wikimedia Commons - 

Prizren

Será la segunda ciudad que visitaremos, pero a la vuelta. Tiene más de 30 mezquitas y está situada al sur de Kosovo, cerca de Albania. Veremos si hay diferencias a nivel de calle. 


Datos:

Idioma: Albanés y Serbio.
Moneda: Euro.

Lugares de interés:

Pristina: Monumento "Newborn" - Catedral Mª Teresa de Calcuta - Mezquita Fatih - ¿Estatuta de Bill Clinton?

Prizren: Fortaleza de Kalaja - Mezquita Sinan Pasha - 


Links:

Kosovo: Wikipedia  - Fronteras de papel (blog) - 
Pristina: Wikipedia - Tripadvisor
Prizren: Wikipedia - Tripadvisor

Vídeo (No me convence mucho, pero no he encontrado nada mejor):






martes, 5 de mayo de 2015

#02 Ruta Balcanes... Macedonia




Skopje, Macedonia

El próximo Junio iremos a recorrer los balcanes, pero no tengo mucha idea de los países que visitaremos, por lo que iré posteando un poco de información de las ciudades que tenemos en ruta.


Skopje

Capital de Macedonia es el primer sitio que visitaremos y el último, ya que será la ciudad elegida para que nos lleve Alitalia. Nos hubiera gustado haber cogido el vuelo de vuelta en otro país, pero la política de alquiler de vehículos en esta zona no nos permitía dejar el coche en otro país diferente.

La ciudad por población parece un poco más grande que Valladolid. Situada junto al río Vardar presumen de ser el corazón de los Balcanes. Buscar Skopje en google significa ver la plaza con la estatua de un enorme caballo y las referencias a Yugoslavia. 

Datos interés:

-Idioma: Macedonio.
-Moneda: Denar Macedonio (1€= 62 Denar. Mayo 2015)

Lugares a destacar:

-Millenium Cross - Old Bazaar - Fortress Kale - Memorial House of Mother Teresa -

Restaurantes/ Bares:

-Bar Zrinski - Old house Restaurant -

Links de interés:

Gastasuelas -Wikipedia - ExploringMacedonia -

Vídeo:





martes, 28 de abril de 2015

#01 Balcanes...On the road


Los viajes en coche y el libro de Jack Kerouac han marcado a muchos aficionados y yo no voy a ser menos. Me encanta la generación beat y viajar en coche. 

El próximo Junio mis amigos y yo haremos un viaje por los Balcanes, aunque debería decir, una locura de ruta en diez días en el que pretendemos visitar nueve ciudades y pasar por cinco países: Macedonia, Kosovo, Montenegro, Bosnia y Albania. El vuelo saldrá el 6 de junio y volveremos el 15.

Excepto un día que las distancias serán largas, el resto está relativamente cerca, pero claro, nuestra experiencia en viajes en coche en otros países nos dice que las carreteras no son como las de España. Todavía nos acordamos de las carreteras de un carril de Escocia, los locos conductores de Rumanía o , incluso, las buenas autovías de Croacia.

Y es que la libertad de viajar en coche es una gozada. Me encanta llegar a los destinos, conocer nuevas culturas y la gente con la que te cruzas en el camino, pero el viaje en sí también forma parte de la ruta. Pronto, más noticias del viaje.



domingo, 22 de marzo de 2015

Galicia #02 Miña Terra Galega.


A Coruña


En cuatro días me planifiqué un viaje “on the road” por Galicia. Alquilé un coche en Valladolid y me fui a A Coruña donde disfruté de guitarreo y pulpo, en Santiago de Compostela paseé por su casco viejo y estuve en la famosa Praxa de Obradoiro, visité las rias baixas, me volví loco para aparcar en Vigo, viajé en el tiempo a los años del descubrimiento de América en la Arribada de Baiona y alcancé el éxtasis en el Castro de Santa Trega viendo la desembocadura del Miño.


A CORUÑA

Si llegar a una ciudad que desconoces a pie o en bus es complicado, conduciendo es una ardua tarea. El GPS mas que ayudar te hace sentirte torpe, como si te hubieras sacado el carnet y llevaras la L en la frente. Llegué de noche, cuando la gente volvía del trabajo, por lo que los locales mas avispados me miraron con mala cara en las primeras rotondas. No sé cómo salí del atasco de la entrada y terminé aparcando en el paseo marítimo, donde no hay zona azul, muy cerca de la casa de Toño, el couchsurfer que me invitó a su piso.

Toño me prometió guitarreo aquella noche y cumplió su palabra. Nos fuimos de tapas y probé la deliciosa Cerveza Estrella Galicia 1906, todo un descubrimiento. Después fuimos al “guitarreo”. Un hombre, ataviado con un altavoz y un micro, nos deleitaba con sus canciones en una esquina del bar. El sitio ni era grande ni tenía escenario. El cantante, asiduo al bar los miércoles, improvisaba canciones con simpatía mientras el público le acompañaba. Una agradable manera de alternar en la ciudad.
Torre de Hércules

Al día siguiente, me desperté pronto. Mi estómago sentía el peso de la bañera de licor de café que nos habíamos tomado antes de acostarnos. Toño me mostró el balcón desde el que pude ver el frío amanecer coruñés. Sin duda alguna, las vistas desde ese largo edificio eran un privilegio. Me despedí de ellos y me fui a visitar el centro de la ciudad: las fachadas del puerto, la Plaza María Pita, y a disfrutar de cómo amanecía la ciudad. Paseé por sus calles mientras los comercios abrían o descargaban las furgonetas. En definitiva, el vaivén de la gente yendo al trabajo. Una de las visitas obligadas era la Torre de Hércules (cuesta 3 euros subir las escaleras. Gimnasio barato). Hay aparcamiento gratis y, además, me fijé que tenían zona para coches eléctricos. (Supongo que la recarga no sería gratis). Las vistas de la costa y los alrededores ajardinados son espectaculares. En menos de media hora y disfrutando del paseo marítimo llegue a otra zona imprescindible como es el Parque de San Pedro. Vistas formidables de la ciudad y un poco de historia con sus enormes cañones apuntando al mar. Coincidí con la tropa de politicuchos inaugurando el regado automático del parque.
Playa Arteixo

Toño me había insistido que tenía que conocer Casa Marisa y quedé con él y sus compañeros de trabajo para comer. El restaurante está a las afueras de Arteixo, en frente de la playa. Tuve que preguntar a algún lugareño, pero finalmente lo encontré. Después de un paseo por la solitaria playa, fui a deleitarme del plato del día en Casa Marisa. Costaba siete euros y nos puso una enorme tortilla de patatas, una bandeja de pulpo y para terminar tarta de queso casera con café. Fue difícil conducir hacia Santiago con la barriga tan llena.

Desde Valladolid hay 400 km. 4 horas de coche.
Visitas obligadas: Torre de Hércules, Plaza María Pita y Parque de San Pedro.



SANTIAGO DE COMPOSTELA

Santiago de Compostela... en obras.

A menos de una hora de viaje, llegué a Santiago de Compostela. Mi amigo Alberto, de couchsurfing, me recomendó buscar aparcamiento en la Avenida Ferrol, que está cerca del centro y no hay zona azul. Después de varias vueltas, encontré un hueco cerca de un colegio. Delante de mi coche, aparcó otro señor y se me ocurrió preguntarle si era “buena zona”. Sin problemas, me contestó (al día siguiente me acordé de él).

Qué voy a contar de Santiago que no se sepa. Lugares imprescindibles como es obvio la Praza de Obradoiro donde está La Catedral (tuve mala suerte porque están restaurándola y toda la fachada estaba con andamios), pero sus alrededores son espectaculares (en la misa de los viernes a las 19h se puede ver el botafumeiro). Está prohibido entrar a la catedral con mochila, incluso pequeña, para eso hay un negocio donde dejarla a un módico precio. Yo visité el edificio con una mochila pequeña bien pronto por la mañana y nadie me dijo nada, quizás porque apenas había gente. La entrada es gratis, pero al museo cuesta 6 euros, después hay cinco tipos de visitas con guías entre 10 y 15 euros. En mi opinión me parece caro. Decidí visitar el museo cuando vuelva y pueda ver la fachada sin andamios, al menos es una manera de “tener algo pendiente con esta ciudad”.
Santiago de Compostela.

Tuve la oportunidad de entrar en el Parador (Hostal Dos Reis Católicos), que es un museo y tiene unos patios con guías donde te explican la historia del edifico. El casco viejo es en sí una manera de disfrutar la ciudad, por lo que levantarse pronto en un lugar tan mágico como este es muy recomendable. Para los amantes de los mercados está el de Abastos y para las vistas panorámicas el parque Alameda, aunque pensé me decepcionó, porque no está tan alto y está rodeado de árboles, por lo que las vistas se desvirtúan.
Santiago es una ciudad universitaria y sin duda es algo a tener en cuenta. Hay una gran cantidad de estudiantes y, por lo tanto, una zona donde comer barato y salir de noche por los alrededores de la Praza Roxa.

Desde A Coruña hay 88 km, menos de una hora en coche. Fui desde Arteixo, por lo que evité el peaje.
Visitas obligadas: Catedral, Praza de Obradoiro, Mercado de Abastos y Parque Alameda.



RIAS BAIXAS - PONTEVEDRA

O Grove

Dejé Santiago a media mañana y, cuando fui a buscar el coche, un cabrón me había rayado el coche. Esta gracia me costó 80€, ya que no había alquilado el seguro del coche. Al final el alquiler me costó el doble.

Mi primera parada fue Vilanova de Arousa (después de pagar un peaje de 3,55€), me encontré con un pequeño pueblo pesquero donde intenté visitar el museo de Valle-Inclán, pero estaba cerrado (costaba 3€). Proseguí por la costa y llegué a la Isla de la Toja, famosa por su balneario y su tranquilidad. Lo más llamativo fue el puente que une esta isla con el pueblo de O Grove. A pesar de ser sábado me encontraba los pueblos muy tranquilos y sin turismo. Tomando un café me cogió por banda un lugareño que vendía cupones de la ONCE en bicicleta y en un momento arregló el mundo despotricando con todos y contra todos. Como todo pueblo pesquero, no solo la costa y el puerto me llama la atención, si no también los astilleros. (Esto se debe por haber nacido en interior). De Sanxenxo, que a pesar de ser una localidad veraniega, me gustó su paseo marítimo y el puerto.

Gaiteros en Pontevedra.
Pontevedra fue mi última visita del día antes de llegar a Vigo. Sin apenas tiempo, porque me esperaba el dueño de la casa de Airbnb, di una vuelta por el centro peatonal de la ciudad. Quería echar un vistazo a las ruinas de la iglesia de Santo Domingo (Las ruinas me atraen mas que la ciudad moderna). Después de deleitarme con unos gaiteros que se paseaban por la ciudad, me fui a Vigo pasando por el Puente de Rande (el peaje fue 3,65€) una estructura muy llamativa llena de largas barras sujetando las columnas.

Desde Santiago de Compostela estas a menos de una hora de la costa. De Pontevedra a Vigo hay un peaje que merece la pena coger para ver el monumental Puente de Rande.
Visitas recomendables: O Grove, Sanxenxo y, aunque no lo visité me hablaron muy bien de Cambados y la Isla de Arousa.



VIGO - BAIONA - A GUARDA

Parador Baiona.
El primer día en Vigo tuve que dar varias vueltas hasta encontrar un aparcamiento cerca del centro. Al preguntar a mi inquilino de airbnb por Vigo y la Arribada, la fiesta en la que se conmemora la llegada de la calavera Pinta al pueblo, me propuso cambiar el plan y casi olvidarme de Vigo. Como hay que hacer caso a los locales, esa noche cené con él y sus amigos y al día siguiente me fui a primera hora a Baiona, que está a 40 min. de Vigo.

El pueblo de Baiona está arrinconado al lado de lo que hoy día es el Parador de turismo, pero que en su momento más glorioso llegó a ser una fortaleza. Hoy en día queda la muralla y un paseo digno de no perderse donde se puede disfrutar del oceáno Atlántico. En una esquina todavía resiste al paso del tiempo la torre, donde estaba el faro, que vio el capitán Martín Alonso antes de volver de su viaje con Cristobal Colón y traer las noticias de haber llegado a India. Gracias a esto, el primer fin de semana de Marzo, Baiona se convierte en un pueblo medieval donde puestos de artesanía, venta de ropa y mucha comida y bebida se unen en una fiesta digna de visitar. En cada esquina hay montada alguna actividad y se puede practicar el lanzamiento con arco, montar a camello, usar el tiralíneas... en definitiva, no te aburres.


Arribada 2015. Baiona.
A pesar de que llegué pronto al pueblo, tuve que dar muchas vueltas para aparcar y al final dejé el coche en un mirador a las afueras del pueblo (cuando volví a por el, la carretera costera estaba llena de coches mal aparcados). Las fiestas son famosas en los alrededores y llevar vehículo es complicado. Después de disfrutar del pueblo y comer muchísimo, las calles empezaron a abarrotarse y empezó a parecerse a una manifestación, por lo que decidí que ese era el momento de marcharme.
No tenía previsto hacer ninguna visita más, pero viendo el mapa de turismo vi que A Guarda no estaba tan lejos (30 km.), por lo que fui a ver qué me encontraba. No tenía ni idea del Castro de Santa Trega, porque si lo hubiera sabido antes, no hubiera duda en bajar a verlo. Tras subir en coche dando un montón de vueltas a la montaña (y pensar que lo quería subir andando...) me encontré con unos yacimientos ancestrales con restos de lo que fue un asentamiento del siglo II-I antes de cristo. Emocionado por el descubrimiento seguí subiendo y llegué al mirador, donde no faltaba el restaurante y las tiendas de recuerdos. Desde de allí pude contemplar una vista formidable de la desembocadura del Miño y una visión inigualable del Océano Atlántico. Me quedé absorto durante un buen rato observando esa maravilla mientras luchaba en el sitio contra el fuerte viento.

Castro de Santa Trega. A Guarda.

De Vigo a Baiona hay 40 km. que puedes hacer sin peajes bordeando la costa. La carretera está en buenas condiciones y las vistas son fabulosas.
Visitas recomendables: Baiona, El Parador y el paseo por la muralla, la fiesta de la Arribada (primer fin de semana de Marzo) y el Castro de Santa Trega.






RIBADAVIA

Llegué a Vigo con dolor de garganta y algo de fiebre. Había estado tres días madrugando, conduciendo y visitando mil sitios, por lo que mi cuerpo, que no está en forma, me dijo que parara, así que al día siguiente, sin ganas de visitar más cosas me levanté tarde y me volví a Valladolid.

Ribadavia. Orense.
De camino de vuelta, paré en Ribadavia. Un pueblo en plena de ruta del Ribeiro que tiene un centro histórico muy interesante con su castillo en ruinas, su muralla y sus calles empedradas. Paseando me metí en una bodega muy peculiar llena de lugareños que veían como el Barça goleaba a su rival, alejada del turismo. El dueño me recomendó un lugar barato donde comer: El bar Caracas. Era un pequeño local de barrio con un menú del día que por 9 euros te ponía dos platos, postre y café. Con la panza llena me di una vuelta por la iglesia y el convento de San Domingo antes de emprender la vuelta a casa. Feliz de haber aprovechado cuatro días en Galicia, una zona que tenía muchas ganas de visitar, y con la suerte de que en todo el tiempo no me lloviera.

miércoles, 11 de marzo de 2015

Barcelona (vídeo)



El viaje express que hice a Barcelona fue de cuatro días y aproveché para ver la ciudad.





Entradas populares